Colecho: Razones, Sistema Cuna Colecho, Afinidad con Montessori…

En este post os enseñaba nuestro rinconcito de actividades para el bebé de inspiración Montessori y hoy quiero mostraros otro de sus lugares importantes en casa, su zona de descanso que es también nuestra habitación de dormir, ya que elegimos hacer colecho desde el primer día y como con todos nuestros otros 4 hijos.

Desde que nacieron nuestros primeros hijos hace ya 10 años, decidimos colechar, ya que para nosotros ha sido la forma más natural de pasar las noches con nuestros hijos. Nosotros nos hemos sentido cómodos haciéndolo así pero cada familia debe ser libre de dormir como más cómodos estén.

Para mi, colechar con mis peques, ha sido simplemente «nuestra opción» y no he contemplado nunca haber seguido otra por varios motivos.

El colecho hace que la lactancia sea mucho más fácil ya que no necesitas levantarte a coger al bebé sino que puedes deslizarlo a la cama, darle teta de acostada y cuando termina volverlo a deslizar a la cuna. O directamente puedes darle teta desde la cama estando él en la cuna.

Yo suelo hacerlo de las dos formas pero más frecuentemente de la primera. Cuando le doy el pecho al pequeñín en medio de la noche nos volvemos a quedar los dos dormidos y ya me despierto cuando se me ha dormido el brazo de tenerlo levantado tanto tiempo 😉 , así que lo deslizo suavemente a la cuna.

Teniendo al bebé tan cerquita hace que no tenga que llegar a llorar cuando se despierta si no que cuando lo oigo hacer ruiditos lo pongo cerquita y generalmente busca el pecho. Como no llega a llorar no se suele desvelar y dormimos más los dos.

Desde la cuna de colecho él puede vernos a nosotros y se siente mucho más tranquilo con nuestra presencia. Creo que hay una diferencia abismal entre dormir en un sitio en el que cuando abres los ojos tienes una visión de toda la habitación junto con tus padres que no en el fondo de una cuna con barrotes que no te permiten más visión que el propio techo y poco más.

Los bebés no tienen todavía el sentido de la permanencia y cuando dejamos de estar en su ángulo de visión saltan todas sus alarmas, así que solo con el hecho de vernos, olernos y oírnos cerca cuando dormimos hace que el bebé duerma mucho más tranquilo y mejor, y nosotros también.

Éstas, entre más razones, son las que nos han llevado siempre a hacer colecho. La forma de hacerlo es algo que siempre nos ha hecho meditar mucho, ya que cuando colechamos se deben tomar ciertas medidas de seguridad para hacerlo de una forma totalmente segura. Después de la experiencia de colechar con varios peques para nosotros la forma más segura, y en la que he podido sentirme más tranquila es con una cuna de colecho pegada y amarrada a la cama.

Cuando estuvimos buscando una cuna de colecho vimos que había gente muy mañosa que adaptada una cuna normal a cuna de colecho pero nosotros no nos atrevimos a hacerlo ya que nos quedaban muchas dudas y no lo vimos claro, así que nos decidimos por una cuna de colecho que tuviese ya todo preparado. Que viniese lista para amarrarla a la cama y que tuviese solucionado el espacio que queda normalmente entre el colchón de la cuna y el nuestro.

Nuestra cuna de colecho es de la marca Micuna, una marca que siempre me ha gustado mucho, de la que hemos tenido varios productos  y siempre nos han dado muy buen resultado. Me encanta que marcas como ésta apuesten por esta opción alternativa a las cunas tradicionales.

Nuestro modelo es la Cuna Estela que tiene la opción de poner el kit de colecho Be2In.

De este modelo concreto nos gustaron sus formas redondeadas y colores que se adaptaban a la decoración de la habitación.

El kit de colecho Be2In es el que hace que puedas adaptar la cuna a colecho. Se compone de una madera que alarga el somier para suplir ese espacio que queda entre el somier de la cuna y el nuestro, unas correas, un extensor de colchón y unos enganches.

Aquí podéis ver cómo queda la cuna con el alargador de somier montado.

Las correas se pasan por la cama y se ajustan para que no haya nada de espacio entre la cuna y la cama. Se abrochan con cierres de plástico fuerte.

En las fotos de la página de Micuna ponen el extensor de colchón entre la cama y la cuna pero a nosotros nos resultó mejor ponerlo al revés, pegado a la barrera, ya que pensando en darle el pecho estando él en la cuna y yo en la cama nos iba a molestar menos «la junta». Aunque realmente no se nota demasiado, pero colocándolo ahí todavía menos. El colchón que usamos es éste.

La ropa de cama de Micuna da suficiente talla como para poder meter este extensor debajo de la bajera, así no se ve el extensor. Supongo que tendrán todas la misma medida, nuestras sábanas son el modelo Galaxy.

Al igual que el edredón, que es el Galaxy también, que da para taparlo bien. Es de piqué 100% algodón muy suave, reversible (por un lado con estrellitas y el otro con topitos) y viene con el relleno incluido.

Este edredón venía en kit con el protector de cuna. Este modelo de protector viene genial para las cunas de colecho, ya que está dividido en dos piezas. Una que abarca el cabezal, la barrera larga y los pies, y el otro trozo que es el que abarca una sola barrera que es la que no necesitamos con la cuna puesta en colecho. Aunque nosotros no vayamos a usar la cuna con las dos barreras, esta cuna también sirve como cuna normal colocándole la barrera que falta.

Como no tiene barrotes en el cabezal y los pies, viene un velcro adhesivo para pegarlo a la madera.

Como mi bebé es todavía muy pequeño (5 meses tiene ahora) no estamos usando el edredón más que a modo decorativo ya que no se aconseja antes de los 12 meses. Nos va bien usar un saco de dormir Grobag que además me permite mover al bebé sin tener que destaparle.

Es muy importante tener en cuenta todos los aspectos de seguridad a la hora de colechar. Para nosotros la opción más segura es hacerlo con la cuna de colecho pero también hay que tener en cuenta otros aspectos a la hora de dormir junto al bebé como nuestra propia ropa de cama. Nuestro edredón ha de estar lo más retirado posible y enganchado a la parte de abajo para que no pueda subir tanto como para que tape por completo al bebé. Si somos muy frioleras un truco es dormir con un pijama más abrigado de lo habitual así evitaremos taparnos hasta arriba. En este vídeo de Alberto Soler nos habla sobre el colecho seguro, os lo recomiendo si estáis pensando en colechar.

Podemos tener una minicuna de colecho para el principio y pasar después a la cuna pero si queremos usar la cuna grande desde un principio podemos usar un nido para que el bebé se sienta más recogido. Éste fue un consejo que una seguidora me recomendó cuando os pregunté en facebook y nos ha ido muy bien tanto para tenerlo en la cuna cuando era muy pequeñito como para cuando hemos ido de viaje, para tenerlo en el sofá… Gracias!

Colecho y Montessori

Podemos colechar con el bebé siguiendo el método Montessori teniendo en cuenta que a lo largo de éste proceso no se quite la libertad al niño de querer hacerlo o tomar la independencia de dormir en su propia habitación.

Hay que diferenciar la etapa en la que el bebé es todavía muy pequeñito a la etapa en la que ya empiezan a ser un poco más mayores y pueden tomar sus propias decisiones (aunque no hablen todavía pueden hacerlo a través de sus movimientos y deseos). En este segundo periodo debemos seguir al niño en sus intereses permitiéndole decidir dormir con nosotros o no. Facilitándole con algún tipo de taburete seguro poder subir y bajar de la cama, así como teniendo su habitación preparada para cuando él lo decida.

Mi bebé ahora no se encuentra todavía en ese momento y pienso que en bebés pequeñitos el colecho es lo que más nos permite adaptarnos a sus necesidades y a las nuestras. Leyendo a María Montessori  en su libro Educar Para un Nuevo Mundo nos dice: “Inmediatamente después del nacimiento, el bebé debe permanecer con la madre tanto tiempo como sea posible y en su entorno no debe haber nada que obstaculice la adaptación, como una temperatura distinta de aquella a la que el niño estaba acostumbrado antes de nacer, demasiada luz o demasiado ruido, pues él viene de un lugar donde reinaban el silencio y la oscuridad.»

El colecho nos permite estar lo más cerquita del bebé posible por la noche favoreciendo la lactancia materna. Pero si por el motivo que sea hemos decido dar biberón nos seguirá dando mucho beneficios.

Si no nos apañamos a dar teta desde la posición de acostada podemos valernos de un cojín de lactancia, el nuestro es el de Nuun Kids Design qué usé también en el embarazo.

Tanto la cuna de colecho Estela como el kit de colecho Be2In se pueden encontrar en tiendas de puericultura físicas y online. Podéis consultar aquí vuestra tienda más cercana.

Os iré contando nuestra experiencia en el colecho más adelante, si no quieres perdértelo te invito a que te suscribass o a que nos sigas en Instagram, o  Facebook .Si te ha gustado esta entrada y crees que pudiera servirle a alguien más… COMPARTE!  Gracias!!

TIENDA MUMUCHU

TIENDA MUMUCHU

En la sección de material Montessori encontrarás todo lo que necesitas.

Últimas Publicaciones

Ambiente preparado Montessori: Materiales para bebé de 0-6 meses
Manualidades STEAM (proyecto Máquinas)

Entradas relacionadas

6 Comentarios. Dejar nuevo

  • Hola Klara! Qué interesante la entrada, justamente nosotros colechamos con nuestro bebé de casi 8 meses con minicuna de colecho. Ya le está pequeña y tenemos que cambiarla, y la verdad dudamos si poner una más grande como la tuya, porque ya gatea y muchas noches se pasa a la cama. El problema que le vemos es que gatee hasta el borde y se tire, ya que aunque estamos pendientes de cuando despierta, alguna vez se ha despertado en silencio en la siesta y lo hemos pillado al borde de la cama! ¿te ha pasado esto con algun@ de tus pequeñ@s? ¿qué nos recomiendas en este caso?
    Muchas gracias!
    Abrazos,
    Antonella.

    Responder
  • Formidable artículo.¡Qué ambiente más maravilloso! Felicidades, (sobre todo por el niño)

    Responder
  • […] Via: Creciendo con Montessori […]

    Responder
  • Muy hermoso, gracias por la información 😍

    Responder
  • Cuanto cuesta… en cuanto tiempo me llega.?

    Responder
    • Hola Oralia, no somos una tienda, esta web es un blog en el que compartimos experiencias pero puedes encontrar enlaces de compra en el propio artículo y ponerte en contacto con las tiendas directamente para informarte de los precios y envíos. Un saludo.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú