Poner la mesa al estilo Montessori y mantel imprimible

María Montessori decía que el método Montessori es una «ayuda para la vida» y que brinda una «educación para la paz» y es uno de los pilares fundamentales de este método.

Tal vez una de las cosas que más llamen la atención al iniciarse en el método Montessori son los propios materiales que se utilizan, pero lo que verdaderamente da sentido a esta «ayuda para la vida» y a esta «educación de la paz», va mucho más allá de los propios materiales.

El método Montessori no es solo un método educativo que nos proporciona una forma bonita y respetuosa de adquirir conceptos, sino que además también propicia un desarrollo integral del niño en todos los ámbitos de su vida.

Hoy os quiero hablar de una actividad de Vida Práctica, y más concretamente de la Gracia y Cortesía que está muy relacionada con estos dos temas anteriores, se trata de poner la mesa al estilo Montessori.

¿Qué es la Gracia y Cortesía?

La Gracia en el método Montessori es la economía del movimiento, es aprender a moverse en armonía con una finalidad definida. Y aunque esto es, a veces, difícil de entender, queda bastante claro tras leer la literatura que nos dejó María Montessori.

La Cortesía se basa en los actos que realizamos para mostrar interés y respeto por los demás. 

Las lecciones de Gracia y Cortesía en el Método Montessori se dan dentro del Área de Vida Práctica y dan al niño la clave para relacionarse con los demás y desarrollarse de acuerdo con las pautas sociales de educación.

Estas lecciones de Gracia y Cortesía deben ir en relación a los cuatro planos del desarrollo para que puedan convertirse en una «responsabilidad real del ser humano».

Las lecciones de Gracia y Cortesía son muy diversas, y se adaptan al momento y a cada situación que está viviendo el niño abarcando desde lecciones de modales, aprender a saludar, despedirse, pedir perdón… y también lecciones de la educación del movimiento como servir la mesa, doblar servilletas, transportar una silla sin hacer ruido… En todas ellas, se trabajan muchísimos aspectos «de ayuda para la vida» y encuentran un punto común que es el cultivar el amor y el aprecio por los demás llegando así a una «educación para la paz».

Vida Práctica: Poner la mesa al estilo Montessori

Poner la mesa es una actividad que ayuda a la autonomía del niño, ya que con ella será capaz de poner los utensilios necesarios para comer y disponerlos de la forma adecuada, potenciando así, su independencia.

Como adultos podemos propiciar algunos consejos para facilitar esta tarea y que pueda llevarla a cabo de modo sencillo.

Uno de ellos es propiciar un «mantel individual» que le ayude a recordar la posición del plato, cubiertos, vaso y servilleta.

Aquí te dejo un tutorial para realizar tu propio «mantel individual Montessori» que es muy fácil de hacer y de limpiar.

Tutorial DIY Mantel Individual para Poner la Mesa al Estilo Montessori

Este tutorial se puede realizar en un mantel de tela (los rotuladores sirven los mismos, ya que también son para tejidos). Nosotros optamos por hacerlo con estos manteles individuales de madera porque son muy fáciles de limpiar con un trapo húmedo y sigue siendo un material natural muy agradable que le da un aspecto muy bonito a la mesa.

Para hacer nuestro propio «Mantel Montessori para poner la Mesa» necesitaremos:

Aquí te dejo la plantilla para descargar de forma gratuita.

Para empezar a hacer nuestro mantel colocaremos el plato, vaso y cubiertos para poder ver la disposición y las separaciones.

Estos manteles individuales son pequeñitos, pero a nosotros nos va ideal este tamaño, ya que son 5 niños y no hay mucho espacio. Una vez tengamos claras las distancias llegará el momento de repasar las siluetas con los rotuladores permanentes Pilot Pintor Pastel.

Una vez las siluetas repasadas dejamos reposar un poquito para que se seque, y en unos minutos ya podremos levantar las siluetas de papel.

Y así, ya tenemos nuestro mantel Montessori listo para usar.

No es necesario hacer muchos, ya que, como os decía, se limpian con un trapo y quedarán limpios para usar en la siguiente comida. Con uno por niño, es suficiente.

Algunos consejos para poner la mesa al estilo Montessori

Mantel de tela

Colocar un mantel de tela nos permite preparar la superficie donde vamos a comer sintiendo el tacto de la tela, una sensación mucho más agradable que comer sobre la superficie de la madera. Nosotros usamos tres paños grandes de cocina para cubrir la mesa pequeña. Si solo va a comer uno o dos niños, les resulta más fácil ponerlo travesando la mesa habiendo sitio para dos. Y si van a comer todos los superponen hasta cubrir toda la mesa.

Bandejas para llevar el menaje

Es muy importante disponer todo lo necesario para poner la mesa en un cajón bajito donde el niño pueda cogerlo fácilmente. Las bandejas con asas facilitarán el que pueda transportar todas las cosas hasta la mesa.

Una vez en la mesa y con la ayuda del mantel individual, solo quedará colocar cada cosa en su lugar en base al dibujo del mantel.

También puede poner la mesa para el resto de la familia.

Mesa auxiliar

Si no hay  mucho espacio en la mesa para poder apoyar las cosas que se llevan, lo ideal es utilizar de una mesa auxiliar pequeña que podamos situar justo al lado de la mesa. De esta forma cuando vengan cargados podrán apoyar aquí las bandejas y podrán repartir a cada comensal su servicio con comodidad.

Preparar con anterioridad las servilletas

Sentarnos a comer es un ritual que preparamos con cariño y tranquilidad. Dejar preparadas las cositas que vayamos a necesitar con antelación hará que después podamos disfrutar sin prisas de la comida.

Doblar servilletas es una actividad que se suele hacer en los Salones Montessori donde el niño aprende a doblar de diferentes formas las servilletas. Si vamos a usar servilleteros, el peque puede doblar todas las servilletas y meterlas en los aros para así dejarlas preparadas en una bandeja.

Usar vajilla de porcelana o cristal

Tenemos cierta tendencia a utilizar vajillas y cubiertos de plástico para los niños ya que pensamos que es más fácil que los puedan romper. Pero si desde muy pequeñitos ofrecemos vajillas «de verdad» el peque aprenderá rápidamente que son cosas que se rompen y hay que usar con delicadeza. Si al principio se rompe algún vaso o plato, este será su primer control de error.

Los vasitos de porcelana de Le Creuset son una magnífica opción porque son muy robustos, tienen una pequeña asa que cuando son muy pequeños les facilita cogerlos y tienen un tamaño ideal para ellos.

Las mini cocottes también me encantan para los peques por la misma razón, son muy robustas, tienen asas que facilitan cogerlas y además tienen una tapa que permiten preparar la comida con anterioridad y dejarla tapada hasta el momento de comer.

Un pelador para la fruta

Para fomentar la autonomía, una buena opción es que cada peque tenga su pelador para la fruta. Esto les permite no tener que depender de nosotros.

Hay dos tipos de peladores de diferentes dificultades. Para los más peques es ideal este de Opinel que tiene un agujero para el dedo índice.

Los peladores de este tipo son un paso previo al cuchillo, ya que se hace el mismo movimiento al pelar con ellos. Estos son recomendables para los más mayores que ya están a punto de pelar con cuchillo.

El cuchillo

Es esencial ofrecer un cuchillo para cortar con seguridad. Los cuchillos Kiddikutter son cuchillos con una hoja de sierra de acero inoxidable no afilada que permite cortar con seguridad. Lo pueden usar tanto en la preparación de alimentos como en la propia mesa.

La jarra para el agua

Otra forma de dar autonomía es proporcionar una pequeña jarra con agua para que puedan ponerse agua ellos mismos. Para los más peques jarras pequeñitas y para los más mayores más grandes que puedan servir a varias personas. Para el peque de dos años el tamaño de 250ml es ideal.

Para los más mayores las jarras de 1 litro son perfectas.

Es importante que verifiquemos que sea una jarra cómoda de usar, ya que hay jarras que son muy difíciles de verter. Las que tienen una boca bastante pronunciada, suelen funcionar muy bien.

Sensibilidad por lo bello

Los niños tienen una sensibilidad especial por las cosas bonitas, y si se rompen, todavía más. Ofrecer una mesa dispuesta de una forma correcta con utensilios «de verdad» contribuye a que este sea un momento especial para pasar en familia. A cuidarnos a nosotros mismos y cuidar a los nuestros. Es la forma de dar valor y la importancia que tiene este momento.

Tomar nuestro tiempo para preparar una mesa bonita nos ayuda a llevar una vida más «slow» y a disfrutar de los pequeños momentos con los nuestros.

Todo el menaje que ves en las fotos lo puedes encontrar en nuestras tiendas colaboradoras Maria Lunarillos y Cucute cocina.

Aquí te dejo los enlaces:

Si no queréis perderos ninguna entrada o vídeo os invito a que os suscribáis o a que nos sigáis en Facebook, Instagram o nuestro Canal de YouTube!  Si te ha gustado esta entrada y crees que pudiera servirle a alguien más… COMPARTE!  Gracias!!

TIENDA MUMUCHU

TIENDA MUMUCHU

En la sección de material Montessori encontrarás todo lo que necesitas.

Últimas Publicaciones

Tutorial DIY con Imprimible de la Bandeja de Introducción al Sistema Decimal Montessori
Tabla de tiras de la suma Montessori + Imprimible Ejercicios

Entradas relacionadas

5 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú