Resaques metálicos Montessori + Imprimibles

Los resaques métalicos Montessori forman parte del área de Lenguaje y están destinados a la preparación para la escritura. En el método Montessori se toma mucho en consideración este trabajo previo a la escritura que se realizará primero mediante los ejercicios de Vida Práctica y Sensorial y se trabajará de forma más específica con materiales del área de lenguaje como son los resaques metálicos y las pizarras Montessori.

¿Qué son y para qué sirven los resaques métalicos Montessori?

Los resaques metálicos Montessori consisten en una serie de plantillas metálicas con diferentes formas. El hecho de que sean metálicos favorece su uso como plantillas ya que su peso y su tacto facilitará su trazado.

Los resaques metálicos Montessori preparan al niño para la escritura. Con el trazado de figuras el niño practica la coordinación óculo-manual, fortalece los músculos de la mano y el giro y la flexibilidad de muñeca, toma destreza en el agarre y el uso del lápiz y favorece la grafomotricidad que le servirá para la posterior elaboración de letras.

Las formas geométricas tienen un pequeño pomo para extraerse trabajando de esta forma la pinza formada por el dedo pulgar y el dedo índice.

Se presentan en una estantería específica para los resaques métalicos Montessori donde se ubica todo lo que el niño necesita para realizar la actividad. El hecho de tener todo lo necesario reunido ayuda al niño a estructurar la secuencia de la actividad en su mente.

En ella encontramos los resaques con su base de madera. Esta base se encuentra inclinada para que resulten más visibles.

Lapiceros de colores

Presentar los colores de esta forma hace que el niño pueda visualizar mucho mejor los colores que si están todos mezclados en un único bote. Además, de esta forma se le da importancia y belleza al material.

Los lapiceros se pueden encontrar de forma cuadrada o forma redonda.

Los lápices que veis en los lapiceros de la foto anterior son los lápices de colores de Staedtler que nos gustan mucho por su relación calidad-precio, pero también son una buena opción los lápices triangulares que favorecen el agarre del lápiz tan crucial en estos momentos. Estos de Lyra incluso llevan unas muescas en los lápices para que no se resbalen.

María Montessori recomendaba usar una gran variedad de tonalidades que entiendo que se pondrían juntas en cada uno de los lapiceros de colores. Lo podemos leer en su libro de psicogeometría (pág.18) donde habla de este material:

«…una colección de lápices de colores tan rica en número como en matices (sesenta colores distintos aproximadamente)…»

Teniendo en cuenta este texto sería mejor elegir una caja de colores con varios degradados de cada tonalidad.

Estos que os enseño son de la marca Zenacolor y tienen también una relación calidad precio estupenda. Vienen 120 colores y a la hora de pintar pigmentan muy bien. Lo único que os recomendaría, es que cojáis la caja de metal, ya que es más cómoda que la que tenemos nosotros que es un poco más incómoda de abrir. Por lo demás, son perfectos.

Bandeja de trazado.

La bandeja de trazado puede ser doble o sencilla. En la doble tienes la posibilidad de colocar el resaque en una de las dos partes y en la que queda libre colocar el papel para dibujar y poder ir cogiendo la parte que necesitas en cada momento.

Papel y Bandeja para el papel

La medida de los papeles que se ponen a disposición es de 14×14 o 15×15 como muy grande para que encaje dentro de la bandeja de trazado. Se proporcionan tanto papeles blancos como papeles de colores. Los papeles que venden para origami son ideales ya que suelen tener esa medida.

Se puede ubicar en una bandeja para papel. Si no encontráis papel de este tamaño aquí os dejo una plantilla para descargar y recortarlo.

O incluso usar un organizador de tarjetas para ubicar las hojas de papel de distintos colores. 

Aunque es un material cuya finalidad es preparar la mano para la escritura, los resaques metálicos desarrollarán en el niño el dibujo artístico que se desarrollará por sí mismo.

Los resaques metálicos proporcionan al niño una forma de dibujar que les atrae gracias a su dinámica y a los materiales utilizados como los lápices y los papeles de colores. Este material les lleva a realizar innumerables dibujos realizando cada vez combinaciones distintas sintiéndose muy orgullosos de ellas y experimentado el placer de crear algo tan decorativo.

¿A partir de qué edad se utilizan?

Este material se usa en Casa de Niños (3 a 6 años) pero se puede seguir utilizando en los primeros años de Taller I (6 a 9 años)

¿Cómo se usan los resaques metálicos?

1ª Presentación

La primera presentación que realizamos con los resaques metálicos consistirá en coger la bandeja de trazado, colocar un papel en ella y elegir uno de los resaques.

El peque elegirá tres lápices de colores y los colocará sobre las hendiduras de la bandeja de trazado.

Es recomendable trabajar con este material sobre la mesa para adquirir una buena postura en cuanto a la escritura. También es valida una mesa de suelo como la que os muestro en las fotos, que además es plegable para cuando no la están usando.

Cuando llevamos el material a la mesa encuadramos la parte rosa del resaque sobre el papel en la bandeja de trazado. Llevamos todo hacía el extremo superior izquierdo para que el resaque quede encajado y se apoye en el lado superior y el lado izquierdo del resaque. De esta forma no se moverá al trazar.

Trazamos con cuidado la forma del resaque sobre el papel mientras la otra mano sujeta el resaque para que no se mueva.

Quitamos el marco del resaque y los situamos en la otra parte de la bandeja de trazado. Cogemos ahora la parte central del resaque por el pomo y lo situamos con cuidado encajándolo sobre nuestro dibujo. Trazamos el dibujo con otro color, mientras con la otra mano sujetamos firmemente esta pieza para que no se mueva ni desplace de nuestro dibujo.

No es una actividad fácil y de hecho requiere de toda la atención del niño. Con esta actividad el niño practica la fluidez y presión de sus trazos. Así como coordinar las dos manos para realizar el conjunto de la actividad.

Después de tener la figura realizada con las dos partes del resaque procederemos a rellenarla con rayas de arriba a abajo o de izquierda a derecha.

Ejercicios Siguientes

En ejercicios siguientes el niño puede rellenar las formas de distintas maneras.

  • Rayas de izquierda a derecha anchas.
  • Rayas de izquierda a derecha más pegadas.
  • Rayas de arriba a abajo.
  • Intercalar una raya de un color y otra de otro color diferente.
  • Rellenar la figura con ondas o zig zag.

Se pueden rellenar de color y hacer degradados, de esta forma el niño aprenderá a controlar la presión del lápiz y cómo actúa esta con el color de los dibujos. Esto se puede hacer haciendo trazos encadenados de arriba a abajo o de izquierda a derecha.

Otra forma puede ser dibujar dos formas diferentes superponiéndolas y cuando vayamos a pintarlas hacerlo usando colores diferentes para cada figura.

Podemos ofrecer al niño un mini libro con ejemplos ordenados por dificultad para que el niño pueda acceder a ellos en cualquier momento y recordar los tipos de dibujo y relleno. También será una forma de animarle a inventar sus propias combinaciones y realizar su propio libro.

Aspecto geométrico de los resaques metálicos

Aunque este es un material cuyo propósito es el trabajo y preparación de la mano tiene un fin intrínseco geométrico. Es por ello que María Montessori nos habla sobre ellos en su libro Psicogeometría. En textos como este es cuando uno se da cuenta de lo bien diseñados que están y cómo se contemplan hasta los mínimos detalles. Y por pequeños que sean, todos tienen un fin que es lo que hará que este y todos los demás materiales Montessori realmente sean tan especiales.

Los materiales Montessori contribuyen al desarrollo integral del niño teniendo en cuenta todos, absolutamente todos, sus aspectos.

En relación al aspecto geométrico de los resaques metálicos, María Montessori nos dice lo siguiente en su libro Psicogeometría en la pág. 20

«Lo primero que se enseña es a no rebasar con los trazos de línea el contorno de la forma. Esto conduce indirectamente a una observación repetida y minuciosa de los contornos. 

¡Qué diferencia, por ejemplo, entre rellenar un ángulo del triángulo equilátero y uno de los ángulos del octógono! ¡Qué bien se pone de relieve por una experiencia proolongada-el número y dirección de los lados – la forma geométrica obtenida!

Qué claramente se descubre que no hay ángulos en un círculo – cuya línea es tan difícil de trazar de forma precisa, mientras que un ángulo siempre facilita ese trabajo.

El cuadrado, el rectángulo, el trapecio aparecen claramente diferenciados. Siempre con el mismo ángulo y, por lo tanto, siempre con el mismo trabajo de relleno en los dos primeros polígonos mientras el trapecio tiene sus ángulos iguales a dos a dos y siempre distintos del ángulo que es constante en todos los rectángulos.»

También nos cuenta, María Montessori, en su libro de psicogeometría, las diferentes formas de combinarlos para interiorizar de forma intuitiva aspectos geométricos que los niños descubrirán en la combinación de las figuras de los resaques metálicos, cuyas medidas están pensadas expresamente para ello.

En la realización de estos dibujos los niños analizarán mediante su propio dibujo las formas, lados, ángulos y las combinaciones y relaciones entre las diferentes figuras.

Tarjetas Nomenclatura de los resaques metálicos

Podemos usar tarjetas tres partes para aprender los nombres de los resaques metálicos. Podéis descargarlas en los siguientes botones en diferentes idiomas y en letra de imprenta y ligada.

Resaques «no metálicos» Montessori DIY

Aunque recomiendo este material encarecidamente, puesto que es imposible replicar el material metálico que es lo que realmente facilita su trazado, creo que hay personas que no pueden comprarlo o prefieren probar primero con un DIY. Es por ello que hace un tiempo publiqué una versión casera hecha con goma eva o cartón, puedes ver el Tutorial para hacer tus propios resaques Montessori aquí.

En este tutorial podrás encontrar las plantillas para descargar de forma gratuita para realizar tus propios resaques Montessori DIY

También puedes encontrarlas listas para recortar y en un formato más reducido en nuestro libro Vacaciones con Montessori 4 años en el que encontrarás también una serie de actividades con ellos.

Aquí te dejo algunos enlaces que pueden resultar útiles en cuanto a este material:

Si no queréis perderos ninguna entrada o vídeo os invito a que os suscribáis o a que nos sigáis en Facebook, Instagram o nuestro Canal de YouTube!  Si te ha gustado esta entrada y crees que pudiera servirle a alguien más… COMPARTE!  Gracias!!

TIENDA MUMUCHU

TIENDA MUMUCHU

En la sección de material Montessori encontrarás todo lo que necesitas.

Últimas Publicaciones

Matemáticas Manipulativas: Policubos
Juguetes educativos para aprender a leer y escribir

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú