5 juegos educativos de Quercetti para aprender jugando

Es bien sabido por todos que la forma más natural que tienen los niños de trabajar las diferentes habilidades es jugando. El juego es el trabajo del niño y con él, poco a poco va adquiriendo conocimientos, practicando movimientos y desarrollando el pensamiento.

En el artículo de hoy te muestro 5 juegos de la marca Quercetti ideales para trabajar diferentes habilidades de una forma divertida y manipulativa.

Fanta Color Play Bio

El juego Fanta color Play Bio es uno de los juegos más típicos para trabajar la psicomotricidad fina de los más peques con el que además, se entretienen muchísimo. Se trata de un tablero perforado con pequeños «pinchos» de colores con los que los peques podrán realizar sus dibujos.

La posición de sus manitas al colocar los pinchos, así como el movimiento y la fuerza al insertarlos, propician la «posición de la pinza» que más adelante usarán para coger el lápiz, esta actividad propicia el desarrollo muscular y la psicomotricidad fina.

Además, es una actividad creativa en la que elaborarán sus propios dibujos o incluso podrán escribir letras. Hay muchos modelos diferentes de Fanta Color en los que encontraréis los «pegs» más grandes o más pequeños, e incluso con diferentes formas o con plantillas para completar. El que yo os enseño en estas fotos tiene la peculiaridad que está fabricado en un plástico bio, con un 40% de fibra de madera.

Peg Brite

Peg Brite es un juego similar al Fanta Color en el que podremos trabajar también la psicomotricidad fina y la creatividad, cuya principal característica es que sus «pegs» son translúcidos y el interior de su base está iluminado, por lo que al introducir los «pegs» da la impresión de que estos se tornan brillantes.

Sus pegs son un poco más pequeños que los anteriores, pero todavía tienen un tamaño que puede usar perfectamente los peques a partir de 3 años.

Este juego supone un estímulo visual ideal que a los peques les encanta observar, y les motiva a jugar introduciendo los «pegs» realizando dibujos, letras, inventando patrones…etc.

Juego del Ahorcado

El juego del Ahorcado es una versión del juego tradicional de adivinar una palabra diciendo letras en el que encontraremos un panel para escribir las palabras, un alfabeto para ir tachando las que hemos dicho y una zona donde ir colocando las piezas del vaquero. Está adaptado al español y contiene la letra ñ.

Es un juego basado en el mismo sistema que los Fanta Color, con el que los peques también podrán trabajar la psicomotricidad fina, pero además, también estarán trabajando mientras juegan las letras y sus sonidos.

Uno de los peques pensará una palabra que es la que tienen que adivinar los demás, y pondrá tantas rayas como letras tenga esa palabra debajo de cada agujerito (el juego está limitado a palabras de 8 letras). Para hacerlo más fácil colocamos una cruz donde van las vocales y una raya donde van las consonantes. Los demás, por turnos tendrán que ir diciendo letras del alfabeto, si la letra coincide se busca el «peg» que la contenga y se coloca en el lugar correcto.

Con el rotulador borrable se irán tachando las letras del abecedario que ya se han dicho.

Si fallamos con la letra, pondremos una parte del ahorcado. El fin del juego, es adivinar la palabra escrita antes de que el ahorcado esté completo.

Migoga Jungle

Migoga Jungle es una pista de canicas para montar súper divertida en la que los peques podrán ir construyendo tanto sus propios circuitos como los que vienen predeterminados en las instrucciones.

Contar una pista de canicas es una actividad que desarrolla habilidades de lógica y favorece el pensamiento computacional y la resolución de problemas.

Las instrucciones son fáciles de seguir para peques de 8 a 10 años, los más pequeños necesitarán un poco de ayuda para montarlo, pero en cuanto se familiaricen con las piezas podrán ir inventando sus propios circuitos, algo que les llevará a tener que hacer modificaciones y resolviendo problemas para que las canicas circulen por donde ellos quieran.

Una vez que el circuito ya está montado, es súper divertido jugar a tirar las canicas por él y ver cómo caen todas en cascada por los railes.

Tubo Pitagórico

El Tubo Pitagórico de Quercetti es un material que tenemos desde hace mucho tiempo y se ha convertido en una herramienta ideal para repasar las tablas de multiplicar de forma manipulativa y autocorrectiva.

Consiste en un tubo donde el peque manejará dos ruedas, una roja que se sitúa a la derecha del tubo y una azul que se sitúa a la izquierda.

Con la rueda roja se maneja el número del multiplicando y con la rueda azul se maneja el multiplicador. Los niños y niñas podrán ir auto preguntándose, pudiendo ver inmediatamente si se han equivocado y cuál es el resultado.

Esta es una forma ideal de memorizar las tablas, ya que ellos mismos podrán ir comprobando los resultados sin tener que exponer sus errores al adulto, simplemente viendo cuál es el resultado correcto y pudiendo repetir tantas veces como necesiten.

También tendremos la opción de ver la tabla al completo, con todos los resultados vistos.

Al final del tubo también podremos observar cómo la división es la operación inversa de la multiplicación y observar cómo se relacionan.

TIENDA MUMUCHU

TIENDA MUMUCHU

En la sección de material Montessori encontrarás todo lo que necesitas.

Últimas Publicaciones

La vuelta al cole más bonita con Busquets
Libros para acompañar la Vuelta al Cole – Parte 2 –

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.