Mesa de experimentación sensorial para el jardín

 

En nuestro proceso de creación de un ambiente preparado de exterior, hemos ido incorporando elementos a nuestra terraza, para ir convirtiéndola poco a poco en un pequeño jardín multiusos que los niños puedan disfrutar. El último elemento que hemos incorporado ha sido una mesa de experimentación sensorial de La tienda de la Familia, perfectamente válida para usar en exteriores.

Se trata de una mesa de madera tipo picnic muy versátil, y con bancos fijos para sentarse . Se puede utilizar tanto para una comida, como para juegos o incluso para trabajar en ella, pero la mayor utilidad que le estamos dando es para realizar juegos sensoriales, ya que la mesa esconde en su interior unas bandejas en las que preparar las diferentes propuestas.

Parte del tablero superior se levanta y encontramos dos bandejas bastante profundas que podemos usar tanto para almacenaje como para actividades de juego sensorial. Estas bandejas sensoriales son extraíbles, lo que permite una mejor limpieza y además poder preparar la actividad en otro lugar. Esta mesa es especialmente útil para experimentar con materiales que no son tan amigables para jugar dentro de casa como pueden ser: la arena, el agua, la espuma… etc.

¿Qué son las bandejas sensoriales de experimentación?

Si no has oído nunca hablar de las bandejas de experimentación sensorial, te cuento muy rápidamente que son bandejas en las que colocamos diferentes materiales o sustancias que servirán a los niños para experimentar de forma sensorial con ellos. Para propiciar esta experimentación se suelen añadir otras herramientas como palas, cucharones, recipientes de diferentes formas y tamaños, pinzas… etc.

En estas bandejas sensoriales también podemos formar pequeños minimundos temáticos como una playa, el espacio, un prado…  de este modo propiciamos el juego simbólico con todos los beneficios que éste comporta.

Beneficios de las bandejas sensoriales de experimentación

Las bandejas sensoriales pueden ofrecer múltiples beneficios, dependerá de los materiales que hayamos incluido en la propuesta que vamos a ofrecer al niño. A modo general estos serán algunos de los beneficios que podemos obtener con el juego sensorial con bandejas de experimentación.

  • Se trabaja la psicomotricidad fina y la coordinación óculo manual haciendo trasvases o cogiendo los pequeños elementos que componen las bandejas, ya sea con los dedos, manos, pinzas, pipetas, esponjas, jeringuillas, palas, cucharas o cucharones. Por ejemplo, podemos poner una bandeja de garbanzos para hacer trasvases con pinzas de un recipiente a otro.
  • Se fomenta la creatividad  y la imaginación haciendo sus propios mini mundos o creaciones artísticas con los elementos proporcionados. Podemos convertir una bandeja en una selva, añadiendo hojas, arboles, tierra, animales… etc.
  • Con las bandejas sensoriales podremos trabajar diferentes conceptos matemáticos, de lenguaje, ciencias… cada bandeja tendrá su beneficios dependiendo de las diferentes propuestas. Por ejemplo, llenar una bandeja con piedras y la otra con números mezclados con arena para asociar la cantidad con su número, así estaremos trabajando específicamente conceptos matemáticos.
  • Son ideales para fomentar el desarrollo social, ya que pueden jugar varios niños a la vez propiciando la interacción social y la resolución de problemas y conflictos.

Bandeja sensorial de la playa

Una de las propuestas que siempre triunfa en nuestra casa es el juego sensorial con arena y materiales de playa.

Para hacer una bandeja sensorial de la playa podemos poner arena convencional con un poco de agua para que que puedan formar «los castillos», pero también podemos usar arena para moldear que es un tipo de arena con un tacto muy especial que permite moldearse perfectamente.

Una peculiaridad de esta arena es que si la cogemos suavemente, sin presionarla, se vuelve suave y esponjosa:

Pero al presionarla sobre los moldes quedan los detalles muy bien definido.

Si estáis pensando en hacer una bandeja sensorial de la playa podéis añadir muchos complementos, en nuestro caso hemos utilizado el maxi kit de juegos para la arena que nos enviaron desde Hermex Ibérica. Está fabricado en bioplástico que es un tipo de plástico que proviene de aceites vegetales en lugar del petróleo, cosa que ayuda a ser más respetuosos con el medio ambiente. 

Este kit incluye un montón de piezas, incluso varias de ellas repetidas, por lo que es ideal para familias con varios niños. 

Con los rastrillos y palas nuestros peques han hecho pequeñas excavaciones, con los coches han jugado haciendo circuitos y carreteras por la arena, con los cubos han hecho grandes torres, con los moldes han creado figuras de cangrejos, estrellas de mar, peces…etc. y con los cubos apilables han jugado a hacer torres y marcar las figuras geométricas en la arena.

Con esta mesa pueden jugar hasta 4 niños, aunque no se trata de una mesa muy grande ni muy alta, por lo que es ideal para niños entre 3 y 10 años.

Si os ha gustado esta mesa de experimentación sensorial exterior, no os perdáis nuestro perfil de Instagram donde iremos compartiendo las bandejas sensoriales que vayamos haciendo en ella.

 

TIENDA MUMUCHU

TIENDA MUMUCHU

En la sección de material Montessori encontrarás todo lo que necesitas.

Últimas Publicaciones

El colecho después de los 3 años
Estantería de arte Montessori: 20 bandejas de manualidades montessorizadas

Entradas relacionadas

2 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú