Cómo hacer tu huerto urbano con niños paso a paso

AMBIENTE PREPARADO
2 Comentarios

 

En la publicación anterior os estuve enseñando cómo hemos adecuado nuestra terraza para poder ofrecer un ambiente preparado exterior a nuestros peques.

Esta vez os enseño en el siguiente artículo uno de los elementos estrella de este espacio, nuestro primer Huerto Urbano realizado en una mesa de cultivo.

Hace mucho tiempo que teníamos ganas de poder cultivar en nuestro propio huerto urbano, pero hasta ahora no habíamos tenido la oportunidad. Ésta es una experiencia inigualable que recomiendo vivir con los niños. Nosotros hemos aprovechado el momento para poder realizarlo, os lo enseño a continuación.

En primer lugar quiero decir que no somos expertos ni en huertos ni en agricultura y por ello nos hemos estado informando previamente sobre cómo hacerlo. Espero que la propia experiencia nos guie y podamos ir mejorando y solucionando cualquier imprevisto que nos surja. Si a lo largo del artículo encuentras alguna que podamos mejorar o simplemente que crees que pueda resultarnos útil te agradecería algún comentario sobre ello.

Podemos montar un pequeño huerto urbano incluso en el interior de casa con una maceta pero si disponemos de una terraza exterior o un pequeño balcón tendremos la posibilidad de tener un huerto urbano algo mayor. En nuestro caso, para crearlo hemos utilizado una mesa de cultivo.

Mesa de cultivo

La mesa de cultivo es un soporte alto en el que colocaremos nuestro huerto. Existen muchas marcas, medidas y tamaños de mesas de cultivo, la que os enseño es de Aosom.es, una tienda donde podemos encontrar muchísimos artículos de exterior. Se trata de una mesa de cultivo de madera de abeto que mide 120x60x80, además tiene una tabla que se puede poner opcionalmente y que crea 8 compartimentos, esto siempre puede ser buena idea para separar los diferentes cultivos.

En la base de la mesa encontramos 8 agujeros de drenaje que evitarán que se acumule el agua y puedan pudrirse las raíces

En la parte inferior tenemos un estante que nos puede servir para poder tener las herramientas de jardinería a mano.

¿Cómo preparar la mesa de cultivo?

Para preparar la mesa de cultivo lo primero que hemos hecho ha sido darle una capa de protector para exteriores que alargará la vida del mueble. Hay que tener en cuenta a la hora de comprar un mueble de exterior si la madera viene ya tratada o no, es evidente que los tratamientos con autoclave suelen encarecer más este tipo de productos. En nuestro caso como nos gusta bastante el bricolaje, no nos supuso ningún problema y además los niños participaron en el proceso.

Una vez seco el protector colocamos tela geotextil para proteger la madera de la tierra y que además ésta no se escape por los propios agujeros de drenaje. En primer lugar, forramos toda la base tratando de utilizar la altura máxima del contenedor.

Después situamos los divisores y forramos los paneles interiores. de forma que podamos quitar este panel separador en caso necesario.

Para fijar el geotextil a la mesa la sujetamos con una grapadora eléctrica, aunque este paso no es necesario ya que al poner la tierra hará presión contra la pared.

Empezar a plantar

Después de forrar el interior de nuestra mesa de cultivo podemos empezar a llenar los compartimentos de tierra. Usamos un sustrato universal convencional de 80L del cuál tuvimos excedente así que realmente para llenar toda la mesa utilizamos aproximadamente unos 60/70L de sustrato.

Los peques participaban llenando los compartimentos de tierra con los cubos metálicos y las palas de mano como si estuviesen en la playa. Esta actividad de ir echando el sustrato es de lo más divertida, aunque debéis prepararos para cierta suciedad ya que caerá sustrato por el suelo, lo cogerán con las manos, etc. Lo importante no es hacer las cosas rápido sino disfrutar del proceso. Como sabíamos que este proceso de llenado de tierra con los niños iba a ensuciar bastante pusimos la mesa fuera del césped para poder recoger mejor luego la tierra.

El más peque no llegaba a la altura de la mesa, es por ello que le pusimos la torre de aprendizaje que ya os he enseñado más de una vez y que normalmente utilizamos en la cocina para en este caso estar a la altura de la mesa de cultivo.

Cuando ya teníamos casi los compartimentos llenos pusimos una “cucharada” de humus de lombriz en cada compartimento y mezclamos con el sustrato. El humus de lombriz es un producto natural que nos aporta un alto contenido en materia orgánica y que se usa como fertilizante. El humus aportará todos los nutrientes y micronutrientes a las plantas de una forma equilibrada.

Los cultivos que hemos elegido no los plantamos de semilla directamente si que los compramos en plantones, así que después de pensar qué poner en cada compartimento hicimos los agujeros para meter cada plantita.

Esta fue la parte preferida de todos, grandes y pequeños.

Los cultivos elegidos en nuestro caso fueron: tomates Cherry, Pimientos del padrón dulces, lechugas de dos colores y fresones.

Alrededor de las plantitas hemos puesto semillas de Flor de Dalia, que nos aconsejaron para proteger el huerto como cultivo asociado.

CONSEJOS PARA HACER UN HUERTO URBANO CON NIÑOS

Dependiendo de la edad de los niños deberemos tener en cuenta varios aspectos para preparar un huerto urbano. Aquí os dejo algunos consejos que nos han servido.

  • Explicar siempre con anterioridad lo que vamos a hacer, mostrando al niño cómo usar las herramientas, como coger los plantones, cómo hacer un agujero… recuerda que una de las características del método Montessori es secuenciar al máximo las dificultades y aquí vamos a hacer muchas cosas nuevas que los niños no tienen por qué saber, por muy básicas que parezcan, así que lo mejor será siempre mostrarles primero cómo hacer cada detalle.

  • Cuando trabajamos con tierra es normal ensuciarse y si la van a manipular los niños estad seguros que va quedar una buena parte en el suelo y en su ropa. Es una buena idea disponer de un delantal.

  • Hacer un cultivo ecológico sin químicos, además de que va a resultar mucho más seguro para nuestros peques enseñará a los niños que podemos usar la propia naturaleza para mantener las plantas saludables.

  • Las herramientas de jardinería para los niños deben ser herramientas reales pero de un tamaño reducido y adaptado a su edad. De este modo podrán participar en todas las tareas como los adultos favoreciendo así autoestima y participación. Algunas de las herramientas que veis en este artículo son:

Bolsa con delantal y herramientas de metal

En esta bolsa vienen las tres herramientas básicas de metal (una pala plana, una pala redondeada y un rastrillo) un delantal y un vaporizador de agua que es ideal para pulverizar las hojas o cuando queremos regar de una forma más sutil. Está con diseño de ranas que es el que tenemos nosotros y con diseño de elefantes.

Regadera metálica

La regadera es el elemento favorito de mis peques, esta en concreto es de metal, igual que las de toda la vida, y una de sus características es que pesa muy poco, algo a tener en cuenta ya que los más peques pueden regar sin problema.

Cubos

Los cubos son muy útiles, ya que nos sirven tanto para traer agua, compost, tierra… Los dos que tenemos son de un metal ligero, el cubo de Janod es conjunto de la regadera y el de Egmont Toys tiene un asa de madera que lo hace más manejable, sobre todo cuando llenamos el cubo con peso.

Cepillo, pala y rastrillo

Para que los peques colaboren en el mantenimiento del espacio exterior no pueden faltar una escoba de exterior, rastrillo para recoger las hojas caídas y una pala que usan para las piedras o la tierra.

Guantes de jardinería

Los guantes son también necesarios en el jardín, ya que con ellos protegemos las manos, estos guantes de Janod son elásticos y se adaptan genial, el tamaño es standard, para que te hagas una idea de tamaño a mi peque de 3 años le vienen un poco grandes, pero tanto mi hijo que tiene 6 años como mi hija de 10 pueden usarlos indistintamente.

LIBROS DE INFORMACIÓN

Es cierto que desde siempre hemos tenido muchas plantas en casa y que desde muy pequeñitos los peques se han dedicado a cuidarlas y regarlas, pero este es nuestro primer huerto urbano y hemos tenido muchísimas dudas. Por eso os aconsejo el libro “Huerto en Casa al Estilo Montessori” de Cristina Tébar que  nos explica cómo empezar, qué tipo de cultivos elegir, los mejores momentos para cultivar, soluciones a plagas de forma natural… etc. En su día hice una reseña completa en el blog, así que aquí puedes verlo en detalle.

LIBROS PARA LOS NIÑOS

“El Huerto”, es uno de nuestros libros para los más pequeños, un libro con las preciosas ilustraciones de Alicia Teba en el que hacemos un recorrido por el huerto observando qué elementos lo componen y algunas curiosidades que despertarán el interés del niño para salir a la naturaleza a observar.

Es un libro que nos servirá tanto para bebés como para aquellos peques que están empezando a leer, ya que contiene una frase por página en letra cursiva.

Libro de Actividades “Descubro la Naturaleza” Plantas, un libro con un pequeño cuento para leer y diversas actividades y experimentos inspirados en el método Montessori enfocados a descubrir la naturaleza y más especialmente las plantas.

Beneficios de cultivar un huerto urbano con niños desde el Enfoque Montessori

María Montessori daba una especial importancia a la botánica, hasta el punto de tener un área dedicada a ella. La botánica es una de las áreas Montessori más importante ya que tiene un gran vínculo con la educación cósmica.

En la Educación Cósmica cada elemento que forma el Universo tiene una finalidad desde el momento de su aparición formando un equilibrio. Con la botánica, los niños podrán observar este equilibrio entre las plantas y los demás elementos y aprenderán cómo actuar con ellas para preservar este balance y tomarán la responsabilidad de ello.

En el libro de “ El método de la Pedagogía Científica” de María Montessori, ella nos habla sobre los beneficios que obtendrán los niños en el cuidado de las plantas y los animales.

Resulta muy beneficioso proporcionar al niño la oportunidad de estar en contacto con las plantas ya que de este modo los niños aprenden a cuidarlas y a mantenerlas, pueden ver la relaciones que existen entre unas plantas y otras y el resto de los animalitos que interactúan con ellas.

En el cultivo del huerto los niños aprenderán a observar el ciclo de vida de las plantas, esta observación diaria de lo que pasa en el huerto hará que los niños aumenten su interés por cuidar a las plantas y proporcionarles todo aquello que necesitan.

Con esta observación diaria del huerto el niño aprenderá a tomar sus propias conclusiones en el cuidado de las plantas propiciando el aprendizaje de una forma autodidacta. Mantener a las plantas saludables le hacen sentir una misión de responsabilidad.

Cultivar un huerto favorece la paciencia, algo muy importante en un mundo de inmediatez y de ritmo acelerado. El cultivo lleva su tiempo y los resultados no se pueden ver el mismo día que siembras. En este proceso los niños tendrán tiempo de observar los distintos tipos de plantas, sus interacciones, sus diferencias y observarán poco a poco cómo se desarrolla un equilibrio natural.

Estar en contacto con la naturaleza nos conecta con ella y hace que los niños aprecien cada una de sus manifestaciones.

 

TIENDA MUMUCHU

TIENDA MUMUCHU

En la sección de material Montessori encontrarás todo lo que necesitas.
+ 30 AÑOS EQUIPANDO CENTROS ESCOLARES

+ 30 AÑOS EQUIPANDO CENTROS ESCOLARES

DESCUBRE NUESTRO MUNDO MONTESSORI

Últimas Publicaciones

Nuestro ambiente preparado exterior
Cómo aprender la hora con el Reloj Montessori

Entradas relacionadas

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • Hola! Muchas gracias por esta entrada y todo el contenido que aportas!!
    Tengo una pregunta acerca de la malla geotextil, al colocarla sobre la mesa, hay que hacer agujeros en la base para que drene el agua? Es que no me ha quedado claro. Y otra pregunta, las semillas de dalia qué función tienen?
    Muchísimas gracias.
    Un saludo

    Responder
    • Hola Lorena, gracias a ti por leernos. La malla geotextil es altamente permeable y por tanto no es necesario hacerle agujeros para el drenaje. En cuanto a las semillas de dalia me dijeron en el vivero que las compré que esta flor podía utilizarse como cultivo asociado y que tenía cierto efecto en el control de plagas que puedan afectar a las demás plantas. Desconozco si esto es así realmente ya que no somos expertos en este tema por eso invitamos a cualquiera que pueda tener más conocimiento a aportar algo más de luz. Muchas gracias por tu comentario. Saludos.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú