Almacenaje y Organización de la zona de juegos al estilo Montessori

Una de las preocupaciones que nos trae de cabeza a muchas familias es el almacenaje de materiales y juguetes de los niños. No siempre es fácil dar con la fórmula para que ellos puedan acceder fácilmente a los materiales y no termine todo apilado en un montón desordenado e inaccesible de materiales que no invita a volver a usarlos.

En el post de hoy te cuento cómo hemos organizado el almacenaje de materiales y juegos en la playroom, y también algunos «truquis» que usamos a diario para mantener el orden. Espero que te puedan ser de utilidad.

Antes de empezar a mostraros cómo lo tenemos organizado quiero añadir que, por mi trabajo, y por ser una familia numerosa con 5 peques, tenemos muchos materiales y juguetes y es evidente que no están todos en el espacio que os muestro a continuación.

El número de materiales o juguetes que se debe o no debe tener es algo personal y único de cada familia, y es un tema completamente diferente al que hoy tratamos aquí.

El mobiliario que os muestro a continuación no lo usamos para el almacenaje de todo el material sino una selección del mismo que vamos alternando con el tiempo para conservar el interés de los niños.

En la zona de juego o playroom hemos combinado dos tipos de mobiliario, unos cerrados en los que el material no se ve a simple vista y otro abierto en los que el niño, sin tener que abrir puertas, tiene acceso al material.

Los armarios que hemos elegido para el almacenaje cerrado son los armarios Dinamic de Astigarraga Kitline, son armarios bajos de dos alturas a los que el peque de 3 años puede acceder prácticamente en su totalidad y los elegimos por su color en madera natural, por la robustez que ofrecen al ser de madera maciza y por la facilidad de combinarlos entre sí.

El único lugar al que el peque no llega es a la parte superior del mueble, así que para poder acceder a los juguetes que hay allí, le hemos dispuesto de un taburete plegable que ocupa muy poco espacio y que él mueve de un sitio a otro y maneja a la perfección.

Como veis, entre armario y armario hemos colocado dos estanterías modulares Dinamic de tres agujeros. Nuestra idea inicial era aprovechar estas baldas para ubicar cajas con los juegos de construcción pero finalmente los hemos dejado al descubierto para que no quede un espacio tan compacto y ofrezca una sensación más espaciosa y ligera a la vista. Podéis ver la diferencia en las fotos y de arriba y las siguientes.

En estos huecos de las estanterías modulares hemos puesto algunos de los juguetes de Little Dutch o Trixie que tienen unos colores muy decorativos y que combinan a la perfección con la tonalidad del ambiente. También algunos de los tarros de TTS en los que guardamos materiales naturales para el juego desestructurado.

Las cajas de madera las hemos finalmente las hemos destinado en el otro módulo bajo de cuatro huecos dispuesto en horizontal que sirve tanto de almacneaje como de banco. Estas cajas son bastante robustas y tienen dos asas que facilitan la extracción y el transporte, tienen un acabado ideal con las esquinas biseladas y son ideales para guardar juguetes de muchas piezas como los juegos de construcción.

En ellas guardamos juguetes como los Lego Duplo, las vías de tren, las piezas de Connetix y las piezas de toboganes de Connetix. Al ser cajas de madera tienen una buena resistencia y no se deforman como las de tela o cartón y por mucho que las llenas siempre encajaran en su espacio.

¿Porqué decidimos aportar almacenaje cerrado a la Playroom?

Tal vez, muchos os preguntéis porqué hemos puesto armarios cerrados si ya teníamos varias estanterías abiertas en el ambiente. Pues bien, son dos formas de exponer los juguetes muy diferentes, y en mi opinión ambas son perfectamente válidas para un  hogar. En las estanterías abiertas los juguetes quedan expuestos como una invitación al juego, llaman al niño a cogerlos como una provocación.

Los juguetes que están expuestos en una estantería abierta necesitan mucho más espacio para que éstos no queden apelotonados y puedan guardar esa estética atrayente que les da más valor. En los hogares no es común disponer de tanto espacio para ello, así que los armarios cerrados son otra solución de almacenaje y orden en los que los peques pueden ir a buscar cualquier juego. Es un lugar ideal en el que guardar aquellos materiales o juegos que no son tan decorativos, como por ejemplo juegos de mesa, juegos que ya tienen su propia caja o juegos con mucha cantidad de piezas… etc. Esta solución, además, es un modo de reservar a la vista una parte de los materiales y juguetes que podemos ir rotando de vez en cuando en las estanterías abiertas.

Para quien no haya visto antes nuestro espacio, en el blog tenemos varios posts de ambiente:

¿Cómo almacenar y organizar los juguetes al estilo Montessori?

En los colegios Montessori se usan principalmente estanterías abiertas donde los materiales quedan a la vista, pero digamos que esta forma de presentar los materiales no es un «almacenaje» propiamente dicho, sino que es la forma de tenerlos expuestos, accesibles y atractivos para los niños. En nuestro ambiente preparado, así es como tenemos los materiales Montessori en la «zona más homeschooling».

Pero… ¿Cómo podemos organizar los juegos o materiales de una casa al estilo Montessori?

Aquí te dejo algunos principios en los que nos hemos basado para ofrecer un espacio ordenado y accesible.

Armarios bajos a su altura

Uno de los aspectos principales que ya he comentado anteriormente es que sean armarios bajos, si son armarios a los que van a acceder los peques es importante que estén a su altura para que puedan visualizar lo que hay dentro, puedan llegar bien a coger las cosas y también puedan guardarlas fácilmente cuando terminen de jugar.

Juguetes accesibles y sin apilar

Es importante que no apilemos formando grandes montañas, o si apilamos algún material, que no sea en exceso y que tampoco sean cosas muy pesadas. Aunque el armario sea cerrado los materiales deben estar accesibles, debemos tener en cuenta que el tamaño y la habilidad de los niños puede resultar muy limitante a la hora de poder coger algo que se encuentra bajo una gran pila de juguetes.

Si los niños encuentran dentro del armario grandes pilas de juguetes lo más natural será quitar todo para poder conseguir aquello que está debajo y seguramente quedará todo lo que han quitado desordenado por el suelo (¡ya han hecho mucho esfuerzo intentando cogerlo!). Además, si las cosas son pesadas puede resultar incluso peligroso, por ello, no me gusta apilar más de una caja

Una solución para aprovechar el espacio, es poner baldas adicionales que nos permitirán llenar todo el espacio del que disponemos sin tener que apilar tanto.

Clasificar los juguetes por tipo

En nuestro caso hemos dispuesto tres armarios en los que clasificamos los juguetes en:

  • Juego desestructurado
  • Juego sensorial con la mesa de luz
  • Juego simbólico realista con miniaturas de Schleich

Aquí os enseño en detalle todo lo que hay en cada uno de los armarios y cómo los tenemos dispuestos y organizados. Lo que hay aquí vienen a ser los juguetes más básicos en los que se juega a diario.

Primer armario: juego desestructurado

Aquí guardamos materiales de juego desestructurado o poco definidos. En la parte superior están los animales de madera de Holztiger, las piezas sueltas de mandalas de Grapat y el organizador de colores con aros de Grimm’s

En la parte inferior tenemos algunas piezas más de mandalas, bandejas de colores de Grimm’s ,  y unas cajas de almacenamiento de tela que contienen piezas de juego desestructurado de Grapat y piezas varias de Grimm’s.

Segundo armario: materiales sensoriales para jugar con la luz

Aquí encontramos los materiales sensoriales translúcidos para jugar con la mesa de luz o con la propia luz como las linternas, botellas y tubos luminosos de TTS.

También tenemos aquí las piezas de Tickit, contadores metálicos, pinzas y varitas magnéticas.

Tercer armario: juego simbólico realista

Aquí tenemos las miniaturas de Schleich clasificadas en: Animales de Granja, Dinosaurios y Animales Salvajes.

Clasificar en cajas  y bolsas de tela

Uno de los mejores método para clasificar juegos es en cajas abiertas sin tapa, que permiten cambiarlas de lugar de almacenaje, transportarlas puntualmente para jugar, y por supuesto, ver su contenido en cualquier momento.

Las cajas que nos resultan especialmente útiles para dentro de estos armarios son:

  • La caja de madera grande y alta ideal para cuando hay muchas piezas como la que tenemos en los dinosaurios.
  • La caja de madera pequeña es ideal para cuando no son muchas piezas o son muy pequeñas. De estas caben tres en una de las secciones del armario.

Las cajas de madera son útiles tanto para dentro de los armarios como también para los juegos con piezas en las estanterías abiertas. Aquí tenemos los ecobloques, las carreteras de caucho, Just Blocks, letras de mimbre, piezas de espejo

Si vamos a poner las cajas en un lugar donde no se vea su contenido o para niños muy pequeños, es buena idea poner una etiqueta adhesiva con tarjetas para identificar lo que contiene cada caja. Estas etiquetas se pueden ir cambiando del mismo modo que hicimos en el armario a su altura.

Otro pequeño truco que puede resultar muy útil es, que además de clasificar por tipo de juguete o material en los diferentes armarios, también es conveniente hacer otra clasificación dentro de las propias cajas. Esto es útil sobre todo en juguetes que tienen con multitud de piezas y que solemos mezclar todas sin ningún criterio. En este caso por ejemplo hemos separado los animales de Schleich, las vallas y la vegetación.

Las bolsas que veis en las fotos forman parte de un pack de tres bolsas en tres tamaños diferentes de la marca A slice of Green que me resultan ideales para clasificar las diferentes piezas de un mismo juego.

Estas bolsitas quedan especialmente decorativas a modo de saquito cuando están repletas.

Otra solución es usar cajas o bandejas de clasificación como la bandeja clasificadora de Grapat o las cajas para clasificar de Tickit. Estas van bien sobre todo para piezas muy pequeñas como las piezas para mandalas o los elementos naturales.

Carrito de almacenaje

El carrito con ruedas que os enseñé en el Rincón de Arte es también un buen recurso de almacenaje abierto muy ambivalente. Resulta idóneo tanto para guardar pinturas como juegos de construcción o libros. En este instante lo hemos aprovechado para almacenar toda nuestra colección de libros Creciendo Con Montessori.

Decoración de las paredes

Una buena decoración del ambiente es esencial para incitar al juego y al uso de los materiales, es por ello que en nuestro ambiente no pueden faltar ciertos elementos decorativos como cuadros, plantas… etc.

En la parte superior del mueble hemos colgado una balda con un soporte de pared con algunos de esos detalles decorativos tan necesarios.

Los nuevos cuadros que se pueden ver en las fotos nos llegaron de Poster Store, esta vez hemos optado por motivos geométricos y diseños botánicos en colores neutros. En Poster Store tienen una gran selección de posters con fotografía real, posters sobre la naturaleza y posters sobre animales. 

Hasta el próximo domingo día 12 de septiembre tienen un súper descuento del 45% con nuestro código: creciendoconmontessori45 así que si estáis buscando posters bonitos no dudéis en echar un vistazo!

También incluimos en el ambiente ramos de flores y plantas de diferentes tipos. Es una forma de aportar ese elemento vivo al ambiente que requiere de un cuidado por parte de los peques y un elemento clave desde donde podemos partir hacia el estudio de la botánica y la educación cósmica. Estas dos plantas suculentas son nuestras últimas adquisiciones. Cada planta tiene una historia y necesidades diferentes que siempre contamos a los peques cuando llegan a casa por primera vez y que nos sirven para causar expectación, buscar los lugares de origen en el mapa e investigar sus cuidados. La que tiene unos tallos hacia arriba es la Senecio Stapeliiformis una planta originaria de Sudáfrica que se caracteriza por tener los tallos erectos, muy ramificados y con unos pelitos que parecen púas de cactus pero que no pinchan.

La Echeveria Pelúcida es originaria de México y tiene unas hojas ovaladas recubiertas de una fina capa de pelitos blancos que les dan un efecto aterciopelado y  que en conjunto forman esta preciosa «flor» geométrica. Ambas plantas nos las enviaron desde Colvin donde siempre compramos nuestras plantas y ramos. Tenemos un código descuento del 15% de descuento con envío gratis (además ahora tienen una maceta o jarrón de regalo con el código). Nuestro código es MONTESSORI.

Si estás organizando tu playroom espero que hayan podido servir de inspiración alguno de los consejos que hemos utilizado en nuestro ambiente. Déjame en los comentarios si tienes alguna otra idea o método para organizar los juguetes!

Si te ha gustado cómo hemos organizado nuestra zona de juegos al estilo Montessori aquí te dejo los enlaces de algunos de los muebles que hemos usado en nuestro ambiente.

TIENDA MUMUCHU

TIENDA MUMUCHU

En la sección de material Montessori encontrarás todo lo que necesitas.

Últimas Publicaciones

Mapa de Banderas del Mundo Montessori con Imprimible
Qué son las Letras de lija Montessori y cómo utilizarlas

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú