Los mini mundos sensoriales. La granja y Ecosistemas.

¿Qué son los mini mundos sensoriales?

Los mini mundos consisten en la creación de pequeños mundos en los que se representa una escena real o imaginaria. Estos mini mundos se pueden construir con un sinfín de materiales estructurados y no estructurados, por ejemplo se pueden montar con una colección de juguetes que estén pensados para este fin, o por el contrario se pueden elaborar con materiales naturales que los niños puedan encontrar tales como piedras, tierra, ramas, arena, o incluso piezas sueltas como corchos, botellas, botes, botones, esponjas…etc.

En casa, la opción que más triunfa es la creación de mini mundos sensoriales utilizando tanto miniaturas realistas, como por ejemplo las de Schleich junto con elementos naturales que le aportan diferentes texturas haciéndolo más sensoriales, más realista y un juego, en definitiva, mucho más completo.

El proceso de creación de un mini mundo sensorial

El proceso de creación de los mini mundos es una de las tareas más divertidas. Dependiendo de la edad del niño este proceso lo podremos hacer de tres formas diferentes. En primer lugar, cuando los niños son muy pequeños, el adulto es el que prepara el mini mundo para ellos jueguen, en segundo lugar podemos hacerlo en equipo, es decir, esta tarea es compartida tanto por el adulto como por los niños, y en tercer lugar, son los niños los que montan en su totalidad todo el escenario con los materiales que tengan disponibles.

Cuando los niños se disponen a crear su propio mini mundo podemos dejar que ellos mismos lo construyan con material que esté dispuesto y accesible para este fin o por el contrario proporcionarles una serie de materiales concretos a modo de invitación para que sean ellos mismos quien a partir de estos materiales monten un escenario.

Si los niños son muy pequeños hay que tener en cuenta que los materiales que vayamos a utilizar sean aptos, es decir que sean adecuados para que un niño se los pueda llevar a la boca (comestibles) y que las piezas de juego sean piezas grandes que no se puedan tragar. Además, será imprescindible nuestra presencia y acompañamiento.

Los mini mundos que hoy os enseño están hechos por mis hijos de 4, 7 y 11 años. Ellos mismos son los que han creado los mini mundos prácticamente en su totalidad y donde mi papel ha sido básicamente como facilitadora de materiales. Ellos mismos han investigado sobre los mini mundos que iban a crear y han pensado qué materiales utilizar de entre los que tenían disponibles o podían conseguir.

El proceso de creación de mini mundos es un proceso creativo en el que no solo se fomenta la creatividad e imaginación sino que, en ocasiones, puede llevar paralelamente todo un proceso de investigación sobre todo el escenario que hay crear.

¿Dónde crear los mini mundos?

El sitio donde vayamos a crear el mini mundo dependerá del tamaño del mismo y si vamos utilizar materiales de relleno que requieran de un contenedor o no. Para mini mundos sin materiales de relleno podremos crearlos sobre una alfombra de juego que delimite el espacio y aporte realismo como os mostré en este post. Para mini mundos con relleno de materiales que necesiten estar contenidos podemos usar una bandeja de policarbonato si el mini mundo que vayamos a crear es pequeño. También existen mesas de experimentación con patas en la que podremos poner tanto materiales secos como líquidos como esta mesa multiusos para agua y arena o esta otra mesa que tiene bandejas.

Un arenero de los que se pueden meter los niños dentro es también una buena opción, pero te aconsejo que no pese demasiado para poderlo levantar, vaciar y limpiar.

En nuestro caso estamos utilizando una bandeja o tuff tray con patas exclusivamente para este propósito.

¿Qué materiales se pueden utilizar para crear los mini mundos?

Uno de los elementos de juego que más usamos para los mini mundos son las miniaturas de Schleich que tienen gran realismo. Sus animales tienen un grado de detalle impresionante hasta tal punto que parecen reales.

Los kits con accesorios son también muy realistas y tienen muchísimos detalles.

Los materiales desestructurados que podemos utilizar son tan variados como los minimundos que podamos realizar. Lo ideal es que dispongamos de una colección de materiales naturales básicos que los niños puedan usar, como arena, rodajas de madera, arroz que habremos teñido de colores previamente, pasta, legumbres, piedras, ramas…etc.

Tener una colección de elementos decorativos artificiales también puede ser una buena opción, como hojas, palmeras, árboles variados, vegetación marina, musgo, gelatina, slime…etc.

Ideas para crear mini mundos sensoriales

La creación de mini mundos puede llegar a ser realmente amplia, ya que dependerá de la imaginación de cada peque y el mini mundo que desee construir. Aquí os muestro dos mini mundos con tal de compartir ideas pero las posibilidades son realmente infinitas.

Mini mundo de la Granja

Para crear este mini mundo hemos utilizado algunos kits de Granja de Schleich como la casita del árbol,  la estación de lavado de vacas, el picnic o el tenderete de frutas y verduras.

Como base del mini mundo hemos usado una placa de césped artificial a la que los niños han ido añadiendo diferentes materiales naturales para crear los distintos espacios.

Para crear la zona donde corretean los caballos hicieron un espacio delimitado con vallas y lo llenaron de mini piedras decorativas de jardín. 

Los caballos de Schleich son una de las pasiones de mis peques. Como todos sus animales, están hechos con gran detalle y precisión y tienen tantos diferentes que son ideales para aprender las diferentes razas.

Aquí les añadieron un poco de paja y rodajas de esponjas de luffa a modo de comida.

Y también un poco de agua (arroz azul) en unas cañas.

Con cantos rodados blancos marcaron el contorno de un caminito y lo rellenaron con granos de maíz con sus mini palas de madera. 

También crearon un estanque con cantos rodados y arroz teñido de azul donde situaron al cisne.

También añadieron musgo y ramas de árbol para añadir realismo y simular la vegetación.

Este ha sido un mini mundo en el que los niños han representado muchas de las escenas que se viven en la granja: lavando a los animales, vendiendo la fruta y verdura que han recolectado,  jugando con la casita del árbol, dando de comer a los caballos y haciendo picnics con los amigos y sus mascotas. Una de las ventajas de los mini mundos es que la diversión atraviesa por diferentes fases, la primera montando y creando el mini mundo, y después dramatizando e inventando diferentes situaciones con ellas.

Mini Mundo: Ecosistemas

En este mini mundos los peques quisieron representar los hábitats de sus animales salvajes (Wild Life). Para ello empezaron un proyecto de investigación para averiguar donde vivían. Después de buscar información sobre cada uno de sus animales fueron clasificándolos y llegaron a la conclusión que querían representar cuatro ecosistemas: El bosque, La sabana, El desierto y La nieve.

Para poder dividir la Tuff Tray en cuatro secciones sin que se mezclaran los elementos (al menos a priori) utilizamos los divisores de madera de Tickit que retiremos una vez que estuvieron montados los ecosistemas.

Para hacer la sabana utilizaron fideos representando las hierbas amarillentas o secas y también musgo representando los arbustos que se encuentran en ella. Pusieron animales típicos de ella como la jirafa, el oso hormiguero, el guepardo (aunque los peques pusieron la figura del jaguar), los suricatas…

Construyeron escenas como la del ataque de la hiena a la cría de avestruz.

El bosque lo construyeron con pinitos, piedras decorativas, musgo y un lago de arroz teñido. Con animales como el dragón de komodoornitorrinco, mapaches y mofetas, tejón

El desierto lo hicieron con arena fina (de la de escribir) que según ellos, es como la del desierto. La arena es un material muy sensorial, tan fino y suave que da gusto pasarla por los dedos y hacer huellas y caminitos con los animales.

Pusieron animales como el dromedario o el zorro del desierto. 

La nieve la hicieron con harina y espuma de afeitar, no hay una medida definida, es simplemente de tacto al gusto. En esta ocasión no teníamos mucha espuma y quedó bastante suelta, pero se puede hacer para que se puedan incluso construir muñecos de nieve en ella. La gracia de que no esté muy compacta es que pueden simular que está nevando y la desventaja, que ensucia más.

Para hacer el lago congelado pusieron debajo una lámina de espejo de plástico que tenía todavía el protector y por eso se ve azul. Aquí pusieron animales como el pingüino, la morsa y las focas.

También los osos polares y el narval. 

Este mini mundo de los ecosistemas no solamente  fue divertido sino que estuvieron bastante entretenidos e investigando sobre cada uno de ellos. Aprendieron muchas curiosidades de los animales familiarizándose con ellos y con sus costumbres. Al final, en el transcurso del juego algunos animales visitaron a otros y terminaron mezclados, pero esa es la gracia de todo juego, que ellos lo dirigen y lo llevan hacia donde quieren.

Beneficios de los mini mundos sensoriales

La creación de mini mundos es una actividad súper completa que nos aportará grandes beneficios. A nivel general, aquí os dejo una lista de algunos de ellos pero para cada mini mundo en concreto, podremos incluso encontrar algunos más.

  • Se trabaja la motricidad fina: los mini mundos están repletos de pequeños elementos que los peques tienen que manejar trabajando la pinza con los dedos, el control óculo manual, el equilibrio, los trasvases con diferentes utensilios…etc.
  • Se fomenta la creatividad e imaginación que formará parte tanto del proceso creativo del mini mundo, como la capacidad de adaptación de este mini mundo en el transcurso de juego según sus necesidades.
  • Propicia las relaciones sociales y la comunicación. Cuando un mini mundo se construye entre varios niños en ocasiones pueden tener ideas diferentes y tendrán que llegar a un acuerdo, solucionar problemas que puedan surgir en la dramatización del juego… etc.
  • Se trabaja el lenguaje ampliando y practicando el vocabulario de las distintas partes del mini mundo.
  • Se practican las matemáticas cuando en un mini mundo se cuentan las piezas, las que faltan, las que sobran, se agrupan elementos según criterios, se reparten piezas entre los jugadores…etc.
  • Los diferentes materiales de los mini mundos aportan un sinfín de texturas que favorecerá el desarrollo sensorial y la experimentación.
  • Se fomenta la resolución de problemas y la paciencia cuando los niños tienen una idea en mente y en la práctica no resulta igual de fácil, tendrán que realizar nuevas hipótesis y buscar soluciones alternativas.
  • La creación de mini mundos anima a los niños a investigar sobre aquellos temas de los que se quiere construir un mini mundo aprendiendo así cómo son las cosas, cómo funcionan, cómo se ven en las diferentes culturas…. Por ejemplo si quieren montar un mini mundo del espacio tendrán que buscar qué planetas hay, en qué orden se disponen, qué materiales utilizar para hacer las órbitas… etc.

En definitiva, los mini mundos sensoriales son uno de los juegos más divertidos y completos. Espero que estas ideas de mini mundos os puedan servir de utilidad y seáis muy felices construyendo vuestros mini mundos con vuestros peques. Si lo hacéis, os espero en comentarios para que me contéis vuestra experiencia.

 

TIENDA MUMUCHU

TIENDA MUMUCHU

En la sección de material Montessori encontrarás todo lo que necesitas.

Últimas Publicaciones

Ideas para preparar la mesa de Navidad con los peques
Carnaval Montessori con imprimible de profesiones

Entradas relacionadas

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • ¿Cómo se recoge después todo? A parte de los animales y cosas más grandes, ¿el resto de materiales se desperdicia?

    Responder
    • Hola Laura,

      Gracias por tu pregunta, es algo que quería explicar y al final no he hecho. La recogida dependerá de cada bandeja y de los materiales utilizados. Cuando se trata de mini mundos como estos con piedras, arroz, arena…etc los peques son bastante conscientes y no suelen mezclar demasiado porque saben que después hay que reutilizar los materiales. Recuperamos prácticamente todo excepto los materiales que más se han mezclado. Justamente hice un vídeo sobre ello donde se puede ver cómo recuperábamos la arena colándola varias veces, lo subiré entre hoy y mañana a las historias de Instagram.
      Un saludo y gracias por seguirnos.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú